Saltear al contenido principal

¿Por qué usar WordPress?

Cuando nos planteamos la creación de un blog como sitio web personal, uno de los primeros pasos es la elección del sistema de creación y del alojamiento. Si no somos usuarios expertos informáticos o no deseamos perder demasiado tiempo resolviendo problemas de programación, alojamiento o diseño, lo habitual será usar alguna de las herramientas más populares: WordPress o Blogger.

La filosofía de ambas es parecida: editores de nuevas entradas tipo WYSIWYG (‘lo ves es lo que obtienes’), menús muy simples, publicación en un par de clicks, plantillas para el diseño, posibilidad de personalizar widgets, integración fácil de RSS, etc; aunque desde el principio podemos decir que WordPress fue más allá, con la posibilidad de crear páginas, extensión de las funcionalidades a través de plugins y las ventajas de tener una gran comunidad trabajando en él. Mientras, Blogger fue creciendo enormemente debido a su sencillez, con el lema “Crea tu blog en 3 pasos”, permitiendo a los usuarios crear y publicar una bitácora casi en segundos; esto hizo que Google lanzara sus redes en 2003 sobre Pyra Labs, la empresa que creó Blogger, relanzando definitivamente el “boom” de los blogs.

Con el paso de los años Blogger ha intentado acercarse a las funciones de WordPress, de modo que por ejemplo ya permite la creación de páginas aparte de los posts,  y existen cada vez más widgets para personalizar las barras laterales; pero si buscamos un aspecto más profesional, una más fácil integración con otras herramientas web, las grandes posibilidades que dan los nuevos plugins,  el soporte de toda la comunidad del software libre o incluso si queremos tener nuestro propio hosting, definitivamente usaremos WordPress.

Y no hablamos sólo de una web personal, sino que también una pequeña empresa podría plantearse el uso de WordPress, ya que le permitiría crear una web corporativa de forma sencilla y económica, con las típicas secciones (productos, contacto, quiénes somos, ofertas, etc.). Simplemente tendría que buscar un diseño a su gusto entre los miles (y quizá pronto, millones) de temas gratuitos que están en la red.

Logo de wordpress

Si apostamos por WordPress, el primer paso sería decidir si vamos a alojar nuestro sitio web en sus propios servidores (la URL por tanto acabará en “wordpress.com”, y no podremos usar nuevos plugins) o vamos a contratar un alojamiento y un dominio propio (ver nuestro Curso de Alojamiento Web). Si elegimos la primera opción, nos bastará con entrar en la página de WordPress en español y seguir sencillos pasos. Si por el contrario elegimos la opción del alojamiento, una vez lo tengamos contratado hemos de realizar una instalación del sistema WordPress. Lo ideal sería que el hosting nos la hiciera automáticamente (la mayoría de los de pago tienen scripts que instalan WordPress), pero si lo queremos hacer a mano, aquí podemos descargar la última versión. En cualquier caso, tanto en esta última web como buceando por internet encontraremos cantidad de tutoriales y foros donde nos pueden resolver cualquier duda o problema que nos surja durante la instalación.

Una vez tengamos WordPress instalado llegará el momento de personalizar nuestra página, para adaptarla ya sea a nuestra propia forma de ser, a la imagen corporativa de nuestra empresa o simplemente a lo que queramos transmitir. Para ello existe una infinidad de temas, plantillas, plugins o widgets que darán un nuevo y mejor aspecto a nuestra web. De todo ello hablaremos en un próximo post, donde contaremos nuestra experiencia a la hora de crear la actual página web de Digital Learning.

Volver arriba