Saltear al contenido principal

Banner Curso Community Manager

Qué es un blog

Un blog es un sitio web que se actualiza de forma periódica con nuevas publicaciones y en el que podemos encontrar diferentes artículos (denominados también ‘posts‘ o ‘entradas’) presentados en orden cronológico, comenzando por el más reciente.

En la página principal se suele presentar un extracto de los últimos posts (bien el inicio del artículo o un resumen que hayamos preparado) y a partir de un enlace, se accede a la página con el contenido del artículo completo.

El blog es la herramienta muy útil para generar contenido de forma fácil y frecuente en nuestro sitio.

Nos permite redactar artículos de todo tipo, incluyendo elementos multimedia con un editor que posee una interfaz gráfica similar a la un procesador de textos convencional, pero que genera nuestros posts en formato de página web. A estos artículos podemos asignarles categorías y etiquetas, por lo que el sistema clasifica los posts no solo cronológicamente (meses/años) sino también por temáticas, convirtiéndose en un sistema muy eficiente de gestión del contenido. Va a evitar que la estructura de nuestro web crezca de una manera incontrolada, facilitando el rastreo e indexación de esa información a los buscadores y la localización y navegación por los contenidos a nuestros usuarios.

Ejemplo de Blog
Ejemplo de Blog, con las entradas ordenadas cronológicamente y las etiquetas a la derecha para realizar búsquedas por temas

Otro aspecto importante de los posts es que los visitantes pueden escribir comentarios ampliando información, preguntando o dando su opinión. Se muestran debajo de ese artículo concreto. Podemos configurar nuestro blog para permitir comentarios de usuarios registrados o que necesiten una aprobación previa del administrador para publicarse y de esta forma evitar el spam o textos/enlaces inapropiados.

Para facilitar el seguimiento, es casi obligado que ofrezcamos un sistema de feeds o RSS, que permite al visitante que se suscribe, recibir de forma automática cualquier post nuevo (o un extracto con el enlace al artículo completo) que publiquemos en su lector de feeds o noticias. (ver apartado 3.2.3 Sindicación RSS)

Además de estos elementos, el blog puede contener una página de presentación, donde podemos describir nuestra compañía, quiénes son los autores que publican o cuál es el contenido general del blog. También una sección con enlaces a otros blogs que sigamos habitualmente (blogroll), galerías de imágenes, cuadro de búsqueda o múltiples widgets como el que nos permite insertar automáticamente nuestros tweets de Twitter. Todo ello suele estar en la columna o sección derecha, que hemos comentado anteriormente.

La temática de un blog puede ser muy variada, pero en nuestro caso se entiende que girará entorno a la empresa o al sector de actividad en que se mueve.

En cuanto al contenido y formato de publicación, hay varios tipos de blog:

  • Weblogs (los que identificamos normalmente como blogs)
  • Videoblogs, fotologs (o flogs): basados en publicación de vídeos o fotos como indica su nombre
  • Servicios de microblogging, como Twitter, a los que dedicaremos un apartado por la gran importancia que han adquirido.

¿Qué papel juega un Blog?

En lo que respecta a un Community Manager, los blogs son un herramienta que pueden jugar un papel destacado en nuestra estrategia en los Medios Sociales. Es una opción muy interesante para ofrecer de forma sencilla y organizada, contenido atractivo y de calidad a nuestros potenciales clientes.

Un blog  puede tener varios objetivos: desde la captación de leads, pasando por el branding o refuerzo de nuestra marc, hasta la fidelización de clientes. Es una pieza básica si queremos desarrollar un Marketing de contenidos.

Te estarás preguntando quizás: ¿qué sentido tiene crear un Blog si las propias Redes Sociales como Facebook nos ofrecen ya la posibilidad de publicar sobre todo tipo de temas? Es cierto que puede parecer redundante, pero un Blog tiene características diferenciadas que pueden ser muy interesantes según el perfil de empresa y los objetivos que se marque en cuanto a su presencia en Internet. Destacamos tres:

  • Uno muy importante: no dependemos de un servicio que no controlamos. Cuando estamos en una red social, estamos expuestos a sus cambios de políticas de publicación, modificación de funcionalidades, a que nos incluyan publicidad o incluso el riesgo de que su popularidad disminuya mucho o incluso desaparezcan. Tan solo pensemos en MySpace o sobre todo en Google+, que llego a ser una de las redes con más usuarios (¡teníamos  un apartado específico para ella en este curso!) y se descontinuó en 2019, con lo que supuso para todo el contenido allí publicado.
    Con un blog, incluso aunque lo tengamos en un servicio alojado y no en una web propia (en este caso sí que ya no dependemos de nadie), siempre podremos exportar los contenidos y trasladarlos a un nuevo Blog
  • En los blogs propios (y en servicios premium de blogs alojados), tenemos libertad absoluta para personalizar diseño de acuerdo a nuestra imagen de marca, elegir una URL (dirección Internet) propia, publicar cualquier tipo de contenido, en el formato que queramos, configurar opciones y secciones a nuestro gusto, y en definitiva, ajustarlo totalmente a nuestras necesidades.
  • En redes tipo Facebook, no digamos Twitter, la extensión de las publicaciones y su contenido tiene muchas limitaciones (por ejemplo no podemos incluir varias imágenes en un solo ‘artículo’). En general, las redes sociales están pensadas para publicaciones más cortas , con gran predominio de imagen respecto al texto en muchas de ellas, y esto no siempre cubre nuestras necesidades de comunicación con nuestra comunidad/audiencia. Blog y redes no son incompatibles, todo lo contrario, las vemos como complementarias.

Esto no significa que tengamos que tener un Blog obligatoriamente. Debemos evaluar el esfuerzo de gestionarlo adecuadamente, que tengamos o haya alguien en la empresa con competencia técnica para crearlo y mantenerlo (si queremos un Blog propio, no un servicio de blogging que es mucho más sencillo) o que encaje con el perfil de la empresa, su presupuesto para Medios Sociales, etc. Esto en cualquier caso se aplica a cualquier otro Medio Social donde queramos estar.

Veamos algunos ejemplos de tipología de información que podemos publicar en él y que estarán asociados a esos objetivos:

  • Comunicar novedades y actualizaciones sobre nuestra empresa, productos o servicios.
  • Comunicar novedades de nuestro sector o ámbito de actividad que tenga un interés para nuestros usuarios. Por ejemplo: nuevas reglamentaciones, avances en investigación de productos, evolución del mercado, introducción de nuevos estándares…
  • Publicar promociones y ofertas comerciales de nuestra compañía
  • Publicar información de interés en temas relacionados con el área de actividad de la empresa o de nuestros productos o servicio. Pueden tener un componente didáctico, de análisis de una problemática o contener consejos y recomendaciones por poner unos ejemplos.

Ejemplo de temática de un Blog

Un ejemplo concreto, quizás nos ayude a entenderlo mejor:

Supongamos que nuestra empresa se dedica a la venta de bicicletas de montaña. Podemos publicar artículos relacionados con ese producto: consejos para la puesta a punto de una bicicleta de montaña antes de realizar una ruta:

  • Trucos de cómo reparar provisionalmente un pinchazo u otra avería si no disponemos de material adecuado en plena montaña
  • Recomendaciones sobre tipos de bicicletas según el nivel del la persona (principiante, medio, avanzado…) o tipo de rutas o terrenos en que va utilizarla
  • Comentar las características y funcionalidades de accesorios de bicicleta (velocímetros, luces, amortiguaciones….) y consejos para elegir los adecuados o instalarlos
  • Describir rutas ciclistas, con mapas, recomendaciones, características (dureza, longitud del recorrido, puntos de interés….)
  • Anunciar competiciones o actividades relacionadas con el ciclismo de montaña.

Cuando una persona busque alguna información de este tipo, es probable que la visibilidad de nuestro blog haya mejorado en los resultados de búsqueda gracias a estos contenidos y nos localice. Podemos conseguir seguidores con interés en temas muy relacionados con nuestro producto y por tanto potenciales clientes.
Además, si aplicamos una estrategia global en nuestros social media podríamos por ejemplo:

  • Enlazar estos posts en Twitter
  • Comentar en el blog sobre videos de rutas ciclistas que publicamos o localizamos en Youtube
  • Crear grupos para aficionados a la bicicleta de montaña en Facebook y promocionarlos en el blog
  • Comentar en grupos o redes sociales especializadas en el ciclismo de montaña que estamos publicando información de interés en nuestro blog

Podemos incrementar por tanto la visibilidad de nuestros contenidos y si los visitantes los encuentren interesantes y empiezan a compartirlos en sus perfiles 2.0, el efecto multiplicador que conseguimos es enorme.

Creación de un Blog (WordPress)

Hay diversas formas de crear y mantener un Blog:

  • Darse de alta en una plataforma de Blogs como WordPress.com, Blogger.com, Bitacoras, Blogia, Typepad … Estos servicios nos proporcionan todo lo necesario para poner en marcha y publicar un blog sin necesidad de instalar ningún software, ya que éste se ejecuta en su propia infraestructura. La mayoría de servicios, como los que hemos citado anteriormente, son gratuitos (aunque varios tienen servicios premium con más funcionalidades/prestaciones), y permiten distintos grados de configuración y personalización, aunque no total.
  • Instalar un Gestor de Contenidos (CMS: Content Management System) para Blogs, como pueden ser WordPress ó MovableType. Ya sea en un equipo propio o en un alojamiento web (hosting), que es la solución más habitual, sobre todo para Pymes. Puedes verlo gratuitamente en nuestro curso “Aprende a crear Sitios Web con WordPress
  • Utilizar un CMS genérico, como puede ser Joomla o Drupal y configurar o instalar un módulo específico para blogs.
  • Desarrollar a medida un sistema de blog en nuestro sitio web.
Escritorio de un WordPress
Escritorio (Dashboard) de un CMS (en este caso, un WordPress). Es el Panel de Control donde administramos el programa. En la sección izquierda podemos ver el acceso a funciones más comunes (posts, páginas, plugins, comentarios…)

Sin entrar en demasiados detalles técnicos, ya que entraríamos en aspectos que van más allá de la función del Community Manager, vamos a detenernos un poco en la solución más popular actualmente: WordPress.

WordPress es un paquete de software libre gratuito, con gran cantidad de funcionalidades en su versión estándar. Además, podemos ampliarlo mediante plugins, que son pequeños programas que podemos agregar a un software para dotarle de nuevas funciones, lo que nos permite generar un sitio web completo, con enormes posiblidades de configuración y personalización.

A nivel de presentación, hay numerosas plantillas de diseño, tanto gratuitas como de pago con las que podemos conseguir un estilo de web muy profesional y adaptado a nuestra imagen corporativa.

Crear un artículo en un Blog WordPress
Crear un artículo (post) en nuestro Blog de WordPress. En el texto de la propia imagen pueden verse algunas indicaciones sobre ello.

Utilizar WordPress a nivel de usuario responsable de publicar contenidos (y en general cualquier CMS) es muy sencillo e intuitivo, y su filosofía y funcionamiento, es muy similar a otras opciones que puede haber en el mercado. Lo puedes ver en numerosas sitios de Internet, en nuestros contenidos sobre WP que comentamos antes o directamente en la ayuda oficial de WordPress (muy completa, aunque no toda traducida al español). En la imagen de arriba, si lees el texto, verás la explicación básica de la pantalla donde se editan los artículos.

Sindicación (RSS)

Los RSS son archivos mediante los que se distribuye el contenido actualizado de un sitio (nuevos posts de un blog, o nuevas noticias), separándolo de su diseño.

Gracias al RSS podemos estar al tanto de las últimas actualizaciones de contenido en las webs y blogs que seguimos ya que al suscribirnos a su RSS (pinchando en el icono naranja distintivo que mostramos abajo), las recibimos automáticamente en nuestro agregador o lector de feeds (noticias).

Iconos RSS
Iconos típicos para suscribirse a un servicio RSS.
(@ CanStockPhoto.es – lemony)

Estos lectores de noticias, son programas con una cierta similitud a los clientes de correo electrónico, pero con la ventaja de que no se ‘llenan’ a pesar de que no consultemos las noticias. Hay muchos lectores que puedes utilizar o descargar gratuitamente, como Feedly. Nota: El lector de RSS más utilizado hasta julio de 2013 era el desaparecido Google Reader.

Ejemplo lector de noticias
Artículos recibidos de un Blog al que estamos suscritos en el lector de noticias Feedly. Cada fila es un artículo, que podemos abrir como si se tratar de un correo y leer su contenido o pinchar en él y acceder al web o blog donde se ha publicado.

Además existen ciertas plataformas como Netvibes que nos permiten crear una especie de escritorio virtual personalizado, en el que podemos configurar “widgets” o módulos que permiten mostrar el contenido del RSS de otras páginas, por ejemplo agrupándolos por temas. De este modo podemos crear y compartir nuestra propia página de inicio personalizada.

Puedes ver aquí, un simpático video de Common Craft, que explica de forma muy sencilla el funcionamiento de la sindicación de contenidos RSS

Lógicamente, nos interesa implementar un servicio RSS en nuestro Blog para facilitar a nuestros usuarios su seguimiento. Tanto los blogs de Blogger como los de WordPress crean automáticamente un canal RSS. En el caso de Blogger, si nuestro blog se llama “blogpersonal.blogspot.com”, el canal RSS se llamará “blogpersonal.blogspot.com/feeds/posts/default, mientras que en wordpress, el feed RSS es http://www.digitallearning.es/feed/

Para ayudar a nuestros usuarios a que se suscriban, basta con que incluyamos un enlace a nuestro feed RSS.

Gestión de un Blog corporativo

Una de las labores más habituales de un Community Manager es la gestión del blog corporativo de la empresa. A continuación os presentamos una serie de consejos útiles para llevarla a cabo de la forma más correcta y exitosa posible:

Escribir artículos de interés, relacionados con nuestra empresa:

El blog ya hemos dicho que es una herramienta ideal para el Marketing de Contenidos (Content Marketing) y atraer potenciales clientes y reforzar nuestra relación con los que ya lo son a través de los artículos que publicamos.

Ya vimos anteriormente un ejemplo del tipo de artículos que podíamos elaborar. También podemos analizar las palabras claves más buscadas en la Web con herramientas como Google Trends, lo que nos puede dar pistas para escoger el tema y los términos que debemos incluir 1.

Publicar con cierta frecuencia:

De forma más o menos homogénea y previsible (no publicar un post cada día de una semana y luego esperar varios meses para el siguiente).
Aunque algunos autores recomiendan escribir una o dos veces por semana, en realidad no hay un número exacto que sirva como referencia ya que dependerá de los objetivos que marquemos y de la disponibilidad de recursos. ¿Es el CM el que elabora los posts o hay un equipo?. ¿Invitamos a otros departamentos o bloggers externos?. No es lo mismo comentar las novedades de una compañía de gran actividad que optar por la publicación de contenidos muy elaborados que suele requerir más tiempo y una publicación más espaciada.

Donde suele haber una cierta unanimidad es en cuidar la calidad, sobre todo después del auge de otros canales alternativos de publicación, más ágiles e ‘informales’ (FB, Twitter…)

Escribir títulos atractivos para los usuarios:

Que llamen la atención, que despierten curiosidad o que sean descriptivos de lo que tratamos en ese artículo. Esto animara sin duda a pinchar en un enlace si nos localizan en un buscador o si nos están leyendo a través de un RSS.

Tener también en cuenta que puede beneficiar al posicionamiento de ese post en un buscador como Google, es decir, aplicar las técnicas SEO más habituales, como el uso de palabras claves en la URL, el título y en el contenido.

Invitar a la participación:

Los comentarios en los post son un buen canal de comunicación con los usuarios que nos visitan. Además, los comentarios son indexados por los buscadores, por lo que serán otra fuente de contenido y palabras clave para nuestra web, aunque en esta ocasión, generados por los propios usuarios.

Podemos incentivar esa participación a través del propio contenido del artículo, presentando temas o reflexiones que inviten al debate o solicitándoles directamente su opinión. Es habitual emplear la técnica de finalizar el post con una pregunta abierta a los lectores del tipo ¿cuál ha sido tu experiencia en este tema?, ¿añadirías alguna aplicación que no hayamos citado?.

Estar atento y gestionar los comentarios de nuestros usuarios:

Es muy importante, el contestar o agradecer los comentarios que nos puedan hacer.

Un inconveniente que debemos controlar son los comentarios spam. Hay varias soluciones que pueden adoptarse, aunque un control excesivo puede desincentivar la participación de los visitantes:

  • permitir solo comentarios de usuarios registrados (excesivo)
  • establecer algún tipo de moderación que nos permita revisarlos antes de ser publicados (solo revisar anónimos,…)
  • un filtro automático anti-spam y/o un captcha para evitar comentarios generados por robots

Se trata de evitar los comentarios cuyo objetivo no es participar en la conversación sino hacerse autopublicidad incluyendo enlaces a webs de mala reputación o sutilmente a nuestra competencia.

También debemos estar atentos a los trolls, aquellos que realizan comentarios ofensivos, a nosotros o a otros usuarios. Suelen ser respondidos por los propios participantes de la conversación, pero dependiendo de la naturaleza de esos comentarios, puede ser necesario eliminarlos directamente.

Amplificar los contenidos:

Como siempre comentamos, debemos hacer una gestión integrada de todos nuestros medios sociales unida a una reutilización de los contenidos que elaboramos.

Nuestros lectores habituales del Blog no tienen por qué coincidir con nuestros seguidores en Twitter, los fans en Facebook o los suscriptores de Youtube e igual sucederá con el resto de medios sociales.

¿Cuál sería la recomendación para llegar a todos ellos? Adaptemos e la medida de lo posible ese contenido elaborado a cada medio. Pongamos unos ejemplos:

  • Twitter: publicar un tuit con un titular o mensaje que describa de forma concisa de qué hablamos en ese artículo, tratando de atraer su atención para que pinchen en el enlace que llevará al post.
  • Facebook: es recomendable reelaborar/adaptar el artículo para que no sea el mismo contenido. Podemos hacer un resumen si es extenso, utilizar un estilo más informal y directo, centrarnos en algún aspecto fundamental … Siempre podemos incluir enlace al post, pero habremos dado una versión distinta para los fans en Facebook
  • YouTube (Vimeo…): podemos crear algún video relacionado con el artículo. Si hablamos sobre una herramienta informática o cualquier tema que pueda mostrarse en una pantalla de ordenador, podemos grabar un screencast (video donde se captura la pantalla del ordenador). Si es sobre alguna producto qué mejor que un vídeo para mostrarlo (siempre que sea posible!)
  • Slideshare (Scribd…): seguramente, habrá artículos que por su temática podemos reelaborarlos en formato de presentación, o directamente editar como un documento para subir a algunas webs sociales de contenidos
  • Linkedin: si tenemos instalada la aplicación correspondiente, se mostraran automáticamente las entradas de nuestro Blog en nuestro perfil.

La verdadera amplificación la conseguiremos si nuestros lectores/seguidores a su ver difunden este contenido desde sus respectivos perfiles, algo que nunca está asegurado, pero debemos dar al menos este primer paso para que lleguen a conocerlo.

Copia y distribución de los artículos del Blog:
Por defecto, todo el contenido original que elaboremos tiene el derecho de copia reservado. Los usuarios podrían citarnos o publicar el enlace al post correspondiente si quisieran darlo a conocer. Existen licencias más permisivas que facilitan la distribución de contenido citando la autoría de los mismos. Lo explicamos en el apartado ‘Licencias Creative Commons’

Enlazar los artículos (internos y externos)

Debemos aprovechar la oportunidad de incluir enlaces internos, siempre que sea pertinente, a otros artículos del blog o de nuestro web, para relacionar y reforzar contenidos, e incentivar la navegación del visitante por nuestro sitio.

El texto de estos enlaces deberían incluir nombres significativos y palabras claves siguiendo las directrices SEO de posicionamiento web.

Es recomendable además, tener una lista de “artículos destacados” o “más populares”, que podemos colocar en un lateral, y que nos proporcionará un buen número de enlaces internos más.

En cuanto a los enlaces externos que incluyamos, debemos intentar enlazar a sitios web relevantes y de buena reputación, y por supuesto, cuando sean la fuente original del contenido que podamos estar citando o comentando.

Dar la opción de suscribirse a nuestro blog, tanto por email como por RSS.

Es difícil que los usuarios nos visiten con frecuencia dada la enorme cantidad de webs contra los que competimos para captar su atención. Si queremos mantenerlos informados de nuestras novedades e incentivar su visita podemos ofrecerles algún tipo de sindicación de contenido (feed) lo que les permitirá suscribirse a nuestra blog.

Cada nueva entrada que publiquemos les será remitida automáticamente a su programa lector de feeds. Podemos configurarlo para enviar un extracto con un enlace o el texto completo. Las plataformas de Blog, como ya comentamos en un apartado anterior, suelen tener la opción en su panel de control para generar ese feed y que los usuarios puedan suscribirse fácilmente,

1 Este tema lo tratamos ampliamente en nuestro curso SEO de Posicionamiento Web, con otras herramientas relacionadas

Volver arriba