Saltear al contenido principal

Banner Curso Community Manager

Otros ejemplos de Redes Sociales

Surgen continuamente nuevos servicios que permiten nuevas formas de comunicación y de compartir contenidos entre los usuarios. Una de las labores del Community Manager será estar atento a estas novedades, estudiarlas, valorar si la empresa debe crear un perfil en ellas y en cualquier caso hacerles seguimiento por si su evolución aconseja cambiar la opinión sobre ellas.

En general, las empresas van un poco ‘a remolque’ de los usuarios, ya que no tiene mucho sentido estar en un medio social en la que no haya personas con las que interactuar. Antes de crearnos un perfil en una de ellas debemos hacernos algunas preguntas:

  • ¿Están nuestros usuarios potenciales presentes en esta red?
  • ¿Nos puede aportar esta red algo nuevo que no tengamos ya con las que usamos en la actualidad?
  • Una vez creado el perfil, ¿seremos capaces de mantenerlo actualizado y vivo?
  • ¿Es esta red una moda pasajera?

Vamos a ver tres ejemplos surgidos en los últimos años con bastante éxito (aunque en el caso de Foursquare éste haya decaído), sobre todo para usuarios de dispositivos móviles. Son un híbrido entre webs para compartir contenidos y redes sociales, aunque las asociamos más a esta última categoría.

3.4 Instagram: la red de moda

Instagram es una red social surgida para dispositivos móviles, enfocada en sus comienzos a que los usuarios publicaran directamente las fotografías que tomaban con ellos.

Poco a poco fue evolucionando y añadiendo nuevas características, como la posibilidad de etiquetar a personas y marcas en las imágenes, añadir una descripción que puede incluir un hashtag, comentar y dar a ‘me gusta’ en una imagen concreta, subir un pequeño vídeo de 15 segundos o seguir un perfil. Podríamos decir que su funcionamiento fue acercándose al de Twitter, pero enfocada mucho más al formato imagen que al texto..

Su lanzamiento tuvo lugar en 2010, inicialmente sólo para iPhone, aunque en 2012 ya estaba disponible para Android. Desde el principio tuvo un gran crecimiento, lo que le llevó a ser comprada por Facebook. A finales de 2015 alcanzaba los 400 millones de usuarios activos, 100 millones más que un año antes, por lo que llegaba a cifras parecidas a Twitter. A partir de ahí despegó con fuerza, de forma que ha llegado a superar los 1.000 millones de usuarios y estar en uno de los puestos más altos del ranking de redes sociales a nivel mundial como ya mostramos en el Tema 2.

Siguiendo una lógica evolución para adaptarse a las necesidades de las empresas, también incorporó los botones “Compra” en sus anuncios patrocinados.

Web de Instagram
Web de Instagram

Buenas prácticas para empresas en Instagram

Para las empresas, Instagram puede ser una plataforma muy interesante a la hora de difundir su marca y sus productos.

Una de las grandes ventajas es que hay menos competencia que en Facebook o Twitter, por lo que será más fácil que nuestro mensaje llegue a los posibles clientes (además, aún no existe un filtro de mensajes para mostrar sólo lo más relevante como en Facebook, por lo que lo que publiquemos aparecerá a todos nuestros seguidores al instante). Como gran novedad, a finales de 2016 anunció que poco a poco comenzarán a estar disponibles los nuevos perfiles de empresa
(Nota: lo comentado antes tiene ya menos validez en 2021, dado el crecimiento que ha tenido Instagram. Fue un factor a tener en cuenta para las primeras compañías que abrieron un perfil en ella, pero ya la consideramos parte del ‘mainstream’ de redes sociales donde las empresas quieren tener presencia, si bien aún a distancia de Facebook)   

Algunas de las buenas prácticas a realizar serán:

  • Incluir siempre etiquetas y hashtag variados en las publicaciones, que definan bien nuestro contenido (si es posible ponerlos en inglés, podremos llegar aún a más público, no sólo por los propios angloparlantes sino porque en cierta manera el inglés en Instagram es un signo de identidad que también usan los hispanohablantes).
  • Como ocurre con las otras redes sociales es muy importante incluir un enlace a nuestro perfil de Instagram desde nuestra web, y por qué no desde nuestras otras redes, así conseguiremos más seguidores.
  • Publicar imágenes de nuestros clientes usando nuestra marca, lo que por un lado sirve como agradecimiento y por otro anima a los demás a hacerse seguidores.
  • Gracias a los hashtags (al estilo Twitter), podemos crear un concurso en el que por ejemplo pidamos a los usuarios que participen enviando imágenes que incluyan cierto hashtag.
  • Otra opción interesante es incluir códigos promocionales en las propias imágenes.
  • Comentar en las publicaciones de otros usuarios para darnos a conocer, sobre todo en caso de que no haya ya muchos comentarios. Eso sí, hay que intentar que sean publicaciones relacionadas con nuestra temática o en general interesantes, y sin abusar.

Como curiosidad, es posible conectar nuestra cuenta de Instagram con la de Foursquare, de modo que podamos compartir nuestras publicaciones no sólo con los usuarios de Instagram sino con los de Foursquare.

Con alguna similitud con Instagram, pero enfocadas a la publicación de pequeños vídeos de muy corta duración, estaban Viddy, Kleek y Vine (de Twitter).

Fueron unas redes que tuvieron un auge increible hace unos años y parecía que iban a convertirse en líderes, pero tuvieron que cerrar por una caida rapidísima de popularidad.

Ahora tenemos Snapchat o TikTok, por citar algunas de las más conocidas, que pueden ser igual de efímeras (quizás no, no lo aseguramos). Eso no impide que las tengamos en cuenta si el público objetivo de nuestra empresa puede coincidir con el perfil de sus usuarios. Usualmente hablamos de contenidos cortos y más bien fugaces, para ser consumidos muy de inmediato por lo que la estrategia puede ser distinta a otras plataformas donde pensemos a más medio plazo.

Sin ser un análisis riguroso, se diría que al ser los usuarios muy jóvenes en su mayoría, pasados unos pocos años tienden a cambiar de gustos y la abandonan, mientras que los que los sutituyen en esa franja de edad ya no ven esas redes como una novedad y apuestan por las ‘suyas’ con las que se identifican mucho más.

Análisis de estadísticas en Instagram

Ante su enorme crecimiento y como ya ocurrió en Facebook y Twitter, pronto surgieron servicios externos de estadísticas, la mayoría de pago, como Nitrogram, Statigram o SimplyMeasured. Esto hizo que en Instagram comenzara a trabajar en un servicio propio de estadísticas que estuvo disponible a partir de 2017. y a las que puedes acceder desde tu perfil de empresa. A pesar de eso, existen otras interesantes herramientas gratuitas como Pictstats (realiza un completo análisis de nuestra cuenta) o Tagboard (monitoriza nuestros hashtags).

Si quieres saber más sobre la herramienta de estadísticas de Instagram puedes consultar este artículo (en ese blog encontrarás también recomendaciones sobre estrategias en Instagram). Por supuesto, buscando en Internet vas a encontrar otras muchas sugerencias sobre cómo sacar partido a Instagram como Community Manager, así que te animamos a hacer esa investigación que te ayudará a crear una lista de Blogs especializados en redes sociales a los que seguir en un futuro.

Centro de ayuda

Como siempre recomendamos, visita el  Centro de Ayuda de Instagram para consultar información actualizada y resolver dudas

Pinterest: la fuerza de la imagen

Pinterest es una especie de tablón virtual en el que los usuarios pueden subir imágenes asociadas a eventos, intereses o hobbies que desean compartir (pins), agrupándolas por tableros (boards), y en el que por supuesto pueden seguir los tablones de otros usuarios.

El funcionamiento es una evolución de los marcadores de favoritos, de los que ya hablamos anteriormente, sólo que ahora va más allá con la inclusión de imágenes, y con la facilidad para publicar algo con un par de clics.

Los usuarios pueden buscar otros tableros (pinboards), hacer ‘re-pin’ a una imagen (difundir de forma parecida a como se hace en twitter con un re-tuit) o darles a ‘me gusta’. Además se puede permitir a otros usuarios que colaboren elaborando uno de nuestros tableros.

Página Pinterest patronato Alhambra
Ejemplo de perfil Pinterest para mostrar y promocionar un ‘producto’, en este caso la visita al conjunto monumental de la Alhambra

Un aspecto positivo de Pinterest para las empresas es que las imágenes pueden estar enlazadas a una página web, por lo que pueden servir para atraer tráfico a sus webs. Además, en 2015 comenzó a incorporar un botón “Comprar”, con el que Pinterest quería postularse como una plataforma de comercio electrónico, de forma que los usuarios podrían comprar cualquiera de los productos vistos en esta red con sólo un click y sin tener que acceder previamente a la web de la empresa.

Igual que en Facebook o Twitter, existe la posibilidad de crear “pins promocionados”, que aparecerían a los usuarios que realicen una búsqueda relacionada con una temática concreta.

El uso de Pinterest permite a las empresas mostrar las imágenes de sus productos, atrayendo el interés de su audiencia. Para conseguir que esas imágenes lleguen a nuestro público objetivo debemos poner títulos adecuados a nuestros tableros y también usar hashtag relacionados con nuestra actividad al publicar las imágenes.

Aquí te presentamos algunos recursos interesantes sobre Pinterest:

WhatsApp: nuevo concepto de red social

WhatsApp es una aplicación para smartphones de mensajería, aunque accesible desde un navegador  (web.whatsapp.com) mediante una vinculación de nuestro equipo (PC, portátil,…) con nuestro móvil a través de un con código QR.

Las apps de mensajería se crean con el objetivo de poder enviar y recibir mensajes de forma ‘gratuita’ utilizando la conexión de datos de nuestro móvil. Inicialmente se planteaban como una alternativa a los mensajes SMS -que utilizan la conexión de voz- a los que han sustituido en una gran proporción, pero su uso se ha extendido mucho más. Primero como alternativa al correo electrónico o a las llamadas de voz (no ha desplazado tanto a estos canales como en el caso del SMS, pero sí ha tenido un gran impacto), y luego como medio de compartir información entre grupos, por los que podemos hablar casi de un nueva generación de redes sociales.

Con Whatsapp (y otras aplicaciones del mismo tipo como Line, Telegram o Messenger) podemos realizar tareas similares a las de las otras redes sociales: subir imágenes, vídeos, crear grupos, tener fotografía de perfil, compartir nuestra localización, etc.

Su éxito puede residir en varios factores. Destaca su sencillez de uso y el que sea una comunicación muy inmediata y más personal, de uno-a-uno, algo que no se da tanto en las redes sociales más populares o al menos con la misma facilidad (hay redes como Twitter, Linkedin,… que ofrecen la funcionalidad de ‘mensajes directos’, pero no es la misma experiencia).

Web de Whatsapp

Un número creciente de empresas ha comenzando a usar Whatsapp como complemento a sus otras redes, y como canal de comunicación bidireccional con sus usuarios, tanto para atención al cliente como para envio de promociones y ofertas.

En cualquier caso, si usamos esta herramienta como Community Managers de una empresa, debemos tener en cuenta cuestiones como la protección de datos (solicitar autorización al usuario para utilizar este canal), su licencia de uso ‘no profesional’ y otros aspectos relacionados. Como toda novedad que irrumpe, se comenzó un debate sobre estas cuestiones del que este artículo puede ser un ejemplo.

Como hemos comentado, una de las posibles aplicaciones de Whatsapp es la posibilidad de usarlo como canal de atención al cliente (preguntas, comunicación de incidencias…), como alternativa a Twitter o a Facebook, o incluso a sistemas de gestión mejor disñados para esa tarea como los CRM, aunque en este caso, sobre todo si hay un volumen importante, creemos que debe haber una integración automatizada con estos sistemas para no provocar silos de información en la empresa.

Hubo polémica sobre la seguridad y privacidad de sus comunicaciones, al menos hasta el anuncio en 2016 de la implantación del cifrado “extremo a extremo” donde esa cuestión parece haberse superado, aunque a no pocos usuarios les preocupa o les queda la duda del posible uso de la información por parte de Facebook que en 2014 adquirió este servicio.

Foursquare

Foursquare es un buen ejemplo de red que tiene relativo éxito y que luego tiene que reinventarse para intentar mantenerlo. Se trata de una red social de tipo personal y orientada principalmente a dispositivos móviles. Usa la geolocalización para permitir a los usuarios dar sus impresiones sobre lugares físicos, que por supuesto pueden ser empresas. En Foursquare, cada usuario puede generar comentarios llamados “tips” sobre cualquier empresa, dando por ejemplo alguna recomendación, y además puede hacer “check-in” en los lugares por los que vaya pasando. Esto puede ser útil a los negocios, por ejemplo para dar algún tipo de descuento u ofertas especiales a las personas que hayan hecho más “check-in” en su establecimiento.

Esta función de geolocalización que permite al usuario decir exactamente dónde está, también está presente en las grandes redes sociales, con Facebook Places, Tuenti Sitios o Google Latitude.

Desde finales de 2014 Foursquare se dividió en 2 aplicaciones (Swarm para permitir realizar los check-in y tener la función de geolocalización, y Foursquare, que mantiene toda la funcionalidad para recomendar lugares, como por ejemplo hacen otras webs como Tripadvisor). Sólo se podrá hacer check-in si tenemos instalada Swarm.

App Foursquare para Android
App Foursquare en Google Play (Android)

Pasos a dar para crear el perfil

  • Lo primero es reclamar el lugar, es decir, indicar dónde está nuestro establecimiento e introducir nuestros datos como administradores.
  • Añadiremos una imagen y comenzaremos a crear alguna promoción para los que visiten o hagan check-in en nuestro establecimiento.
  • Relacionarnos con nuestros visitantes y participar activamente: Podemos preguntarles qué les ha parecido la experiencia, publicar comentarios o cambiar las promociones.

Dado que la filosofía de Foursquare reside en hacer “check-in” para confirmar que efectivamente el usuario está en ese lugar, en principio no es posible hacerlo desde un dispositivo que no tenga un GPS. Si aun así quieres hacerlo, podrás llevarlo a cabo desde este enlace, que es el que usan los dispositivos móviles: Foursquare Mobile

Ejemplos de promociones que podemos hacer en Foursquare

En general será más fácil de utilizar para negocios, comercios o empresas que tienen una ubicación física, pero incluso si tenemos un negocio virtual podemos permitir a nuestros usuarios que hagan “check-in”.

  • Primer check-in: podemos hacer un descuento del 5% en nuestra tienda de ropa a todos los usuarios que hagan su primer check-in en nuestro establecimiento.
  • Check-in: A todos los usuarios que hagan un check-in un martes, nuestro restaurante de Kebab invita a un postre gratis a los clientes.
  • Mayor: Cuando un usuario realiza muchos check-in en los últimos 60 días, se convierte en el “alcalde”. Así, por ejemplo podemos hacer un 20% de descuento en su próxima reserva en nuestro hotel al visitante que más check-in haya hecho en los 2 últimos meses.
  • Lealtad: Podemos dar una determinada recompensa a un usuario que ha hecho muchos check-in en nuestro local. Por ejemplo, una panadería puede regalar una barra de pan por cada 5 check-in a un usuario.
  • Enjambre: Se pone una cifra mínima de usuarios que deben hacer check-in en un periodo de tiempo, y si lo consiguen, les recompensaremos. Por ejemplo, si más de 30 usuarios hacen check-in hoy en nuestro taller mecánico, todos tendrán el siguiente cambio de aceite gratis para su coche.
  • Relámpago: Se fija un número máximo de promociones que queremos desbloquear por día, y sólo las obtendrán los primeros en hacer check-in.

 

Volver arriba